Tsechen Trinley Ling

Centro de Meditación y Enseñanzas Budistas de la Escuela Sakya en Colombia

Síguenos en facebookyoutube

Budismo

Después de abrirse paso a través de los Himalayas a finales del siglo VIII, el Budismo inundó las tierras altas tibetanas en una sucesión de cuatro grandes corrientes materializadas en las cuatro órdenes principales del budismo tibetano: Nyingma, Sakya, Kagyu y Guelug.

Son percibidas como variedades diferentes de la visión, contemplación y acción budista común. Las cuatro basan su filosofía, meditación y sus códigos éticos en los Vehículos Monásticos, Universal y Apocalípticos del budismo indio, y raramente se consideran mutuamente excluyentes.

Linaje Sakya

lineage founders

La orden Sakya aparece con la fundación del monasterio de Sakya el 1073 por Khon Konchok Gyalpo, sus fundadores procedían de una familia de la clase dirigente, los Khon, de la región meridional de Tsang, los cuales aportaron una gran habilidad organizativa a la administración de los primeros tiempos de los sakyapas, y destacaron por haber sabido gobernar con gran prudencia y humanidad.

Como las otras órdenes, la orden Sakya se adhiere a los principios básicos de los tres Vehículos del Budismo. La aportación especial de las Enseñanzas Sakyapas consisten en la introducción de las tradiciones monásticas y escolásticas traídas al Tibet desde el monasterio de Vikramashila en India por el traductor Drogmi (992-1074) y en mantener el conocimiento dentro del marco de la práctica, proporcionado por las enseñanzas de los linajes esotéricos del Sendero y de la Realización, procedentes del gran Mahasida Virupa, basados en la literatura del Tantra de Hevajra.

Los sakyapas constituyeron una de las órdenes escolásticas más activas del período inicial, reunieron cantidad de textos y encargaron numerosas traducciones, introdujeron un programa de estudios muy eficaz diseñado por Sakya Pandita y fundaron numerosos monasterios.

En el período mongol, la orden fue designada para gobernar el Tibet. La combinación de una extensa investigación sobre los textos, y su experiencia espiritual intensiva, les permitieron también mantener tradiciones artísticas precisas y auténticas que refinaron hasta niveles muy elevados.

Leave comment
You are not allowed to add comment